Untitled

-Lo mataste

-No era mi intención
-Pero le disparaste
-Ya te dije que no era mi intención
-¡Asesino!

Sus botas en medio de un charco de sangre, sus gritos de desesperación. En una escena de magnitudes absurdas que era acompañada por la música de Type O Negative, los últimos estertores al ritmo de la secuencia profunda, como un martillo. Lagrimas manchadas de rímel corriente, el aroma de cuero negro que mezclado con sangre se mete en lo profundo de su nariz, abre los brazos y a contraluz su silueta es enorme. La música, la puta música estridente que llena tu cabeza, es un fantasma de sangre que tu mataste.

-Eres una mierda
-Deja de repetirlo, fue un accidente

Tu inexplicable sed de sangre ajena no te deja ver, todo es negro y con la música que no para…

-Lo mataste

Respira, inhala, es tu sueño, él sigue vivo, a pesar de tus deseos.

Avión

Aunque los aviones no son mucho de mi agrado, el asesor en modelos a escala me dijo que es una buena opción para comenzar (retomar) el asunto del modelismo. Los trenes son escasos en sus versiones para armar y los barcos son más complicados. Entonces aprovechando el encierro retomaré esta añeja afición que un día alguien me compartió.

Tres

Estuviste en mi entierro. No lo puedes negar, desde el frío de mi nuevo hogar reconocí tu voz, tus palabras llenas de rencor y odio pero que se sienten como caricias. Una, dos, diez, ochenta, dos mil veces sentiste el placer de mis golpes, nunca fuiste lo suficientemente resistente, la sangre es un premio, es la vida propia, nunca lo pudiste asimilar, te quedaste en tu rol de novata. Aunque quieras, desde ahora estás condenada por siempre, eres un poco muerta, eres un pedazo de tierra, tu alma se escapó con mi sangre, no te pudiste contener y me fui contigo.

Te espero en ese lugar en el que has deseado estar, no tienes nada que temer porque la tierra es suave, el dolor no es más que tu sueño menos íntimo, tus gritos de cerda mal parida, siempre serás una sombra de mí, aunque sólo sea tu pesadilla más deseada.

Vuelo

Suave
Entre las nubes
En tus recuerdos
En tus deseos
En tus miedos
En tus mentiras
En tus intentos
En tus pasiones
En tus frustraciones En tus sueños
En tus pesadillas
En tus toqueteos
En tus besos
En tus amores
En tus silencios
En tus ausencias
En tus risas
En tus lecturas
En tus movimientos
En tus pasos
En tus dudas
En tus destrezas
En tus certezas

En tu pasado, presente imperfecto y futuro. Volando suave, en silencio y de noche, se desliza para quedarse en tu hombro y junto a tu pecho o atrapada entre tus manos sin poder escapar.