Estoy más gordo que nunca y lo voy a remediar.


Me encuentro en un grado de obesidad tremendo, mido 1.87 y peso 123 kg, tengo el 30% de sobrepeso y estoy peor que nunca, igual que el año de mi boda cuando llegue a los 123.5, pero ahora soy más viejo y eso es un gran riesgo para mi salud, y todo fue por los descuidos del año pasado en el que subí unos 8 kg, que si bien el 2013 fue un año en el que, después del “madrazo” de febrero, me dedique a construirme “from the scratch” y me sirvió para poner orden en la mente y el espíritu pero descuide la representación física de mi persona y llegue a este punto extremo; claro, antes me ufanaba de ser un gordo saludable (jajaja), mis análisis salían perfectos, la presión arterial genial, incluso a los 115 kg podía correr 10 km, sin embargo he tocado fondo, después de este viaje de 3 semanas me veo al espejo con una gordura patética, con unas lonjas de grasa flácida que nunca me había visto, con esa grasa bofa, suave y granulada que se ve tan mal, pero estoy dispuesto a corregirlo, mi principal objetivo – propósito de este 2014 es perder 38 kg, llegar a los 85 al final del año, eso equivale a (más o menos) 1 kilo por semana, que me parece una medida muy prudente y alcanzable, sé que al principio será más fácil porque se debe ver como porcentaje y 1 kg ahora es menos del 1% y conforme el paso se convertirá en el 1.5% de perdida semanal, además se sabe que siempre los primero kilos son fáciles de perder y el chiste es mantener el ritmo hacia abajo.

Pienso hacer las cosas poco a poco y cambiando hábitos gradualmente, por ejemplo para esta semana dejaré de consumir bebidas azucaradas y tomar más agua, mantener mi ritmo de actividad física en aumento, caminar al menos 10,000 pasos diarios (si en NY le metí 15,000 al día sin problema no veo porque no pueda aquí) y parte de ellos que sean durante 30 minutos seguidos, beber mucha más agua, dormir al menos 7 horas en la noche (ajá) y así gradualmente, con cambios bien pensados para evitar el síndrome de abstinencia, porque como dice Zolliker en su realidad novelada, la adicción a la comida es peor que otras y se tiene que atacar diferente.

Después ya tengo planeado que quiero hacer, por ejemplo, cuando llegue a los 115 comenzaré a correr poco a poco, mis rodillas están jodidas por los estragos de la edad y las chingas de la juventud y a veces ya no aguantan. A los 110 regresaré a la práctica regular de yoga, que es tan buena y me ayudó tanto cuando tuve que enfrentar otros retos y adicciones. A los 100 volveré a un gimnasio en forma, aunque sea por unos meses para darle forma al cuerpo y a pesar del robo $$$ que representa pagar un gimnasio en este país.

Al final del año debo estar en 85, no quiero pensar en músculos o inducie de grasa corporal o bla bla bla, quiero pensar solamente en 85 kg lo que venga después ya se verá.

Ahora, también he leído mucho de que es buena técnica comprometerse en público como lo estoy haciendo ahora y compartir lo avances para recibir retroalimentación, así que espero me ayuden en este punto ehhh, y también a utilizar esos recursos que nos ofrecen apps y monitoreo de actividad física para compartir, en fin, tengo un objetivo este 2014 y lo quiero cumplir.

Anuncios